20 agosto, 2018

I Kill Giants



Título: I Kill Giants
Año: 2018
Director: Anders Walter
Género: drama, fantasía, aventura



Hay películas que consiguen contarte una buena historia sin tener que desvelarte toda la trama. Que dejan que tu imaginación vuele, que al final seas tú el que tome la decisión de qué existe y qué no. Esto pasa con I Kill Giants, una película que nos deja con las dudas de qué es lo que pasa hasta al final.

Barbara Thorson (Madison Wolfe) es una chica poco convencional. Aunque pasa su mayor parte del tiempo en un instituto donde es tomada por loca, ella tiene un trabajo que se toma muy enserio: matar los gigantes que hacen de nuestro mundo un lugar peor.


Con esta premisa I Kill Giants juega durante toda la película con la fantasía y el drama. No sabemos qué es real y qué no, pero a pesar de eso empatizamos con una protagonista poco convencional que se gana el cariño del público desde el principio. Madison Wolfe hace un papelón, metiéndose de lleno en el papel de outsider que poco confía en el resto.

Aunque se puede decir que I Kill Giants es similar a otros films como Un puente hacia Terabithia o Un monstruo viene a verme, no se puede decir que sea un drama como tal. Más que un drama con tintes fantásticos, es una película de fantasía con tintes dramáticos que se hacen más notables conforme avanza la trama.


Se nota que es una película hecha con mucho mimo. Los escenarios, los efectos especiales... todo consigue meternos de lleno en un ambiente que parece frío y hostil, pero muy mágico a la vez. Además, esto se apoya en una trama que avanza a ritmo pausado, sin prisas, para meternos de lleno en el corazón de la historia.

Poco más se puede decir de I Kill Giants sin contar demasiado. Lo mejor es darle una oportunidad al mundo poco convencional de Barbara Thorson y forjarnos nuestra propia opinión.