11 julio, 2016

Mejor... solteras



Título: Mejor... solteras
Título original: How to be single
Año: 2016
Director: Christian Ditter
Género: Comedia, romance

Como ya he dicho en varias ocasiones, no soy muy afín a las "comedias románticas", a excepción de algunas como 50 primeras citas, cuya frescura hace que pueda verla una y otra vez sin cansarme. How to be single - el título es mil veces mejor en inglés - parte de una idea que me gusta y, aunque me pasé toda la película esperando a que la cagasen y se volviese un pastelón tipo "y vivieron felices y comieron perdices", me sorprendí gratamente al ver que la película se mantiene fiel a su nombre.

El film nos muestra a varios personajes, pero se centra especialmente en la vida de Alice (Dakota Johnson) tras romper con su novio de toda la vida. A partir de este acontecimiento, empezamos a conocer al resto: desde su hermana Meg (Leslie Mann), adicta al trabajo y que quiere ser madre soltera, pasando por Lucy (Alison Brie), que busca a su hombre ideal desesperadamente mediante una web de citas, hasta una especial Robin (Rebel Wilson), la "maestra" que enseña a Alice a disfrutar de su soltería.




Su argumento no es una maravilla y sólo busca entretener pero, curiosamente, su mensaje principal está bastante bien. SPOILER: Durante toda la película te esperas que Alice acabe quedándose con alguno de los chicos que aparecen en su vida, pero en cambio se queda soltera porque ha aprendido a disfrutar de la soledad. Algo que en este tipo de películas es llamativo, ya que se tachan de comedias románticas porque siguen el típico argumento de "chico conoce a chica, se gustan, bla bla bla". How to be single rompe con esta idea preestablecida y muestra las ventajas de estar solo.

Las actuaciones son normalitas, aunque Dakota Johnson me sorprende porque esperaba bastante menos de ella. Rebel Wilson vuelve a hacer de Rebel Wilson, encasillada como está en un papel muy específico y que a algunos puede llegar ya hasta a cansarles.


Una cosa que me ha gustado bastante es la música, con canciones muy pegadizas y actuales puestas idóneamente. Especialmente bueno el momento en que suena el Harlem Shake, que podría ser todo un error pero acaba siendo un acierto.

En resumen, How to be single no es una maravilla, pero si te apetece ver una comedia romántica diferente y entretenida es una buena opción, especialmente por el mensaje que transmite.