19 febrero, 2014

El síndrome del spin-off



Parece que es el año de los spin-off (para quién no lo sepa, es un término utilizado para referirse a las series que derivan de otras). Muchas están llegando a su fin y, en vez de aceptar esté hecho y volver cada uno a sus casas con la sensación de un trabajo bien realizado, los creadores se aferran a un clavo ardiendo, como aquel que ya en sus horas finales sigue temiendo a la muerte.


Y es que, ¿ qué falta hacía hacer "Cómo conocí a vuestro padre"?, por decir un ejemplo; me he pasado ocho años de mi vida esperando conocer a la mujer de Ted, anclada a la pantalla del ordenador con la esperanza de que se nos diese alguna pista sobre quién era su misteriosa mujer, ¿qué les hace pensar que quiero pasarme ocho años más viviendo la misma historia pero desde un punto de vista femenino? NO, señores, NO. Y aún así, miles de series siguen este camino: "Breaking Bad" con "Better call Saul", "Pequeñas mentirosas" con "Ravenswood" o "Crónicas vampíricas" con "The originals", por decir unas cuantas.



En mi opinión, esto es sólo una forma de enredar más las cosas para seguir chupando del bote. Estas series ya cuentan con su público, con sus fans que han seguido capítulo a capítulo lo que les ocurría a sus personajes favoritos, es decir: ya tienen una fama, por lo que es bastante más fácil que si tuviesen que buscar una serie totalmente nueva e innovadora. A la larga esta opción sale cara, ya que estas series no suelen llegar ni a la suela del zapato de su progenitora, como fue el caso de "Joey", el spi-off que se hizo tras finalizar "Friends"; Aunque siempre hay excepciones claro, como "Xena: la princesa guerrera" que consiguió aún más fama que su predecesora "Hércules:sus viajes legendarios".

 Es una pena, en este mundillo lo que mueve es el dinero cuando a veces lo que se necesita es un poco de sentido común y originalidad, no estar mascando el mismo filete hasta que se vuelva una masa pastosa en nuestra boca, si se me permite la comparación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario