04 julio, 2015

Orange is the new black. Temporada 3


ESTA ENTRADA CONTIENE SPOILERS


Netflix vuelve un año más a hacer las delicias de miles de fans al sacar toda la temporada de Orange is the new black de golpe. Algo que personalmente agradezco pero que también odio, ya que al final acabas zampándote la temporada en cuatro días, sabiendo que tendrás que esperarte otro año para saber cómo continúa.

Es curioso porque esta temporada es, sin lugar a dudas, la que más momentos "sensiblones" me ha producido - desde el primer capítulo del día de la madre hasta la escena de Pennsatucky siendo violada, pasando por los problemas de Sophia (Laverne Cox) en la cárcel por ser transexual, entre muchos otros - y aun así creo que es la que más escenas sin sentido tiene de la serie - teniendo en cuenta que Piper se vuelve contrabandista de bragas usadas... -.

Como siempre, el punto fuerte de OITNB son los personajes secundarios. Da igual que Piper se vuelva una chula y vaya de mala, la magia sigue estando en otras. Lo bueno de esta temporada es que han profundizado más en los funcionarios de la cárcel, en sus historias y sus problemas por el cambio de manos a una empresa privada. Además, no podía no mencionar el nuevo personaje: Stella (Ruby Rose), que divide a los fans entre el romance Alex-Piper y Stella-Piper; un nuevo personaje que espero que no desaparezca en la cuarta temporada.


En resumen, la serie sigue manteniendo ese tono entre el humor y el drama, haciendo que no nos cansemos de ella. Más aventuras, más historias que contar y más locuras por vivir son lo que nos encontramos en estos trece capítulos que nos dejan con la boca salibando por saber cómo continua.

Lo único que puedo decir en contra de esta temporada es que el final ha sido muchísimo más suave que en las dos anteriores. Bonito sí, pero suave. No deja con la boca abierta como los otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario