17 noviembre, 2015

¡Pisándonos los tacones!


Título: ¡Pisándonos los tacones!
Título original: Hot Pursuit
Año: 2015
Directora: Anne Fletcher
Género: Comedia, acción

No sé por qué me puse a ver esto. Supongo que me dejé llevar por eso de ver a Sofía Vergara y Reese Witherspoon actuando juntas... Ahora me arrepiento de haber desperdiciado el tiempo. Sí, hoy vengo lista para dar y regalar en esta crítica.

Cooper (Reese Witherspoon) es una agente de policía venida a menos que intenta seguir los pasos de su padre, sin desviarse nunca del camino correcto. Daniella Riva (Sofía Vergara) es la mujer de un traficante de drogas y tiene una extraña obsesión por los zapatos de tacón. Estas dos dispares mujeres acaban conociéndose cuando Daniella y su marido deciden testificar para que el jefe de la mafia, Vicente Cortez (Joaquín Cosio), un hombre malvado y sin escrúpulos, pueda acabar finalmente entre rejas. Pero las cosas acaban torciéndose demasiado y, sin saber muy bien cómo, Daniella y Cooper se convierten en fugitivas, aunque realmente están huyendo para salvar su vida.

Empecemos por lo obvio: el título. Hot Pursuit no es un buen nombre, pero ¡Pisándonos los tacones! consigue superarlo y ser peor aún. En serio, ¿por qué esa manía de poner exclamaciones? Ni que eso fuese a hacerlo más llamativo...

Luego está la historia en sí, que no puede ni cogerse con pinzas. Simple, de ese tipo de comedia que no hace gracia, y con una originalidad prácticamente nula. En el último tramo mejora un poco, pero no lo suficiente. Por suerte, todo ocurre tan rápido que pronto acaba el martirio.

Pero lo peor son las protagonistas en sí. Nos encontramos con dos actrices más que decentes sacando lo peor de sí mismas. Un dúo sin química que no consigue llevar el peso de la película y hace que empeore. El papel de Witherspoon, Cooper, es odioso, lineal y simplista. Vergara aprueba, pero sólo por el cambio drástico que hace de su personaje al final de la cinta; empieza siendo una versión parodiada de Gloria en Modern Family, pero acaba convirtiéndose en una femme fatale que le va que ni pintado y que espero ver desarrollada en alguna otra ocasión - y de una mejor forma -.


El problema no creo que sea de estas dos actrices, que sí me han convencido con sus actuaciones en otras ocasiones. La culpa es de la película en sí, de los personajes que interpretan, la historia, el guión, TODO.

Hot Pursuit caerá pronto en el olvido, como muchas otras.


2 comentarios:

  1. Pues la tengo ahí en la recámara para un día de aburrimiento. La verdad es que ya no tenía mucha fe en ella, pero después de leerte... será para un día de muuuuucho aburrimiento.

    Saludos y muy buen trabajo.

    @Ociopalabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjajja Como suele decirse, no tiene ni chicha ni limoná esta película.

      Eliminar