04 octubre, 2016

Moonrise Kingdom


Título: Moonrise Kingdom
Año: 2012
Director: Wes Anderson
Género: comedia, drama

Años sesenta. Nueva Inglaterra.

Suzy (Kara Hayward) y Sam (Jared Gilman), dos niños con problemas de adaptación, deciden escaparse juntos para vivir aventuras y despertar el amor que sienten el uno por el otro. Sam está en el campamento de los Scouts, y Suzy vive en una familia un tanto especial, donde sus padres llevan en crisis mucho tiempo. Su desaparición desencadenará un larga serie de sucesos, llenos de emociones y algún que otro aprendizaje.

No voy a negarlo, Moonrise Kingdom es bastante rara. De esas películas que enganchan, con las que pasas un buen rato, pero que no terminas de comprender del todo. El argumento peca de parecer simple, aunque realmente es más complicado. Desde el principio te mantiene pegado a la pantalla, aunque poco a poco empieza a desinflarse hasta llegar a un final que no termina de convencer. Además, hay ciertas partes demasiado surrealistas que, aunque no molestan, hacen que termines de  no entender aun más el sentido de la película.


Lo mejor de la película es, sin duda alguna, la fotografía y la banda sonora. Visualmente está cuidada hasta el mínimo detalle, con un estilo que encandila, muy suyo y especial. La música es igual de extravagante que el resto del film, puesta en el momento adecuado y haciendo que encaje alguna que otra pieza de una forma extraña pero que combina.

Sobre las actuaciones, todas son bastante buenas. Los niños son los que más destacan, pero los adultos no se quedan cortos. Entre los personajes encontramos al Capitán Sharp (Bruce Willis), el jefe de los Scouts (Edward Norton) y al señor Bishop (Bill Murray), interpretados por caras más que conocidas. También aparece Tilda Swinton como encargada de los Servicios Sociales, a la que me hubiese gustado ver un poco más.


En resumen, Moonrise Kingdom es una película muy especial. Es entretenida, pero sobre todo merece la pena verla por cómo está hecha, con un mimo que le da un encanto curioso y muy suyo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario