El gran showman


Título: El gran showman
Título original: The Greatest Showman
Director: Michael Gracey
Año: 2017
Género: musical, drama



Quizás fue por toda la expectación que me habían creado, pero El gran showman me decepcionó. Eso no quiere decir que sea mala, pero supongo que me esperaba más.

Soy una fan incondicional de los musicales, por lo que no puedo obviar la calidad de sus canciones, totalmente originales, y de las actuaciones. Sí es cierto que en algunos momentos se nota demasiado lo que está hecho con ordenador, pero por lo demás es una película que se disfruta.

La película entretiene, y su banda sonora es muy pegadiza, pero ¿convence realmente la historia? Llega un punto donde podemos diferenciar dos historias paralelas, y es precisamente una de ellas la que más me escama.


La parte de los personajes secundarios, interpretados por los trabajadores del circo, es lo que más me ha gustado. Son la esencia de la película, lo que hacen que adquiera ese toque inspirador y motivador. Son personajes a los que se les coge cariño, con los que empatizas, cosa que no ocurre con P.T. Barnum (Hugh Jackman). 


El personaje de Hugh Jackman no me convence, no logro creérmelo. Por mucho que nos muestren su humanidad, desde joven se nota que su interés principal es el dinero. Y, a pesar de eso, en la película lo intentan pintar como una especie de filántropo que da hogar y expone a todas esas personas apartadas de la sociedad.

P.T. Barnum crea un Freak Show con el que se beneficia. No contrata a esas personas por su talento, lo hace por el morbo que van a generar. Si la película no fuese un musical, y no saliesen actuando y cantando, este detalle no pasaría tan desapercibido. 


¿Es Barnum esa persona que da muestras de humanidad o no es más que alguien que se aprovecha para sacar beneficio? Es cierto que en un primer momento no considera lo que está haciendo un circo, pero casi que es peor que su primera idea fuese un museo. ¿Consideraríamos a Barnum un filántropo si se hiciese un museo así en nuestros días?

Tampoco es que el circo que termina creando me convenza en el resto de aspectos. Para empezar, mucha gente considera a Barnum como el precursor del circo con animales actual; en la película salen como parte más de la historia, pero sin mojarse en si está bien o mal, ya que esto mancharía la imagen que han creado del protagonista. 


Otra cosa que me mosquea es que en la vida real Barnum sólo fue un magnate al que lo que más le importaba era su dinero. Todo un egoísta que poco se parece al que han mostrado en la gran pantalla. 

Si Barnum fue un explotador con sus trabajadores, que sacaba provecho de absolutamente todo y cometió más de una barbaridad, muéstramelo como tal. No me lo pintes como un filántropo cuando no lo fue. No entiendo por qué Hollywood se empeña en dulcificar las historias de grandes magnates de esta forma.

Hubiese sido un argumento mucho mejor si el personaje de Hugh Jackman fuese más oscuro. Además, eso hubiese dado mucha más fuerza al mensaje de la película.



En conclusión, se  podría decir que es una película que entretiene sin más, pero que alcanza una calidad mayor gracias a una banda sonora inmejorable. 

0 murmullos:

Publicar un comentario