08 agosto, 2018

S. Darko


Título: S. Darko
Director: Chris Fisher
Año: 2009
Género: Ciencia ficción, suspense


Como suele decirse, las segundas partes nunca son buenas. Y, aunque no suelo estar a favor de esta afirmación, S. Darko demuestra que a veces no se puede exprimir de donde no hay.

Ya venía avisada. Los comentarios nunca han sido positivos hacia la segunda parte de Donnie Darko. Y es que tienen razón, porque no hay nada que se salve de este film. Es tan mala que hasta me da pereza hablar de lo mala que es.


Nos encontramos unos años después, con una Samantha Darko (Daveigh Chase) que ha crecido y poco se parece a esa niña que bailaba en la primera. Esta vez es una adolescente repelente, con una vida que se ha ido al garete y un carácter indomable. No sabemos qué ha pasado para que acabe así, ni dónde están sus padres, pero sí como marcó la muerte de su hermano en su futuro.

Mientras Donnie Darko juega magistralmente con los viajes en el tiempo, S.Darko va a ciegas en todo el film. Han cogido una trama similar, con las cosas que ocurrían en la primera, pero perdiendo la esencia que la caracterizaba. 

Además, al dar por sentado de que si estás viendo tal bazofia es porque has visto la primera, no se molestan en explicarnos prácticamente las teorías espacio temporales que tanto caracterizan a esta historia.


A esto se le añade una trama que de por si es aburrida. No hay por donde cogerla, pero por ningún lado. Todos los personajes están muy diluidos y se quedan planos, el ritmo va excesivamente lento, hay conversaciones cogidas con pinzas y, al final, no es extraño que desconectes. Total, sabes que cuando vuelvas a conectar no habrá ocurrido nada.

Lo más indefendible sobre todo es cómo son los personajes con más protagonismo. Mientras en Donnie Darko estaban bien formados, tenían carácter y un pasado detrás, en esta son planos y, lo peor de todo, insoportables. No hay quien soporte a esas dos chicas que recorren la carretera sin rumbo fijo como si fueran las dueñas del mundo.


Dicho ya todo esto, poco más hay que contar sobre S.Darko. Mientras la primera te deja pensando y con ganas de verla de nuevo para entenderla mejor, esta segunda simplemente te hace pensar quién habrá tenido la idea de destrozar una historia tan buena con una continuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario