Bleach


Título: Bleach
Año: 2018
Director: Shinsuke Sato
Género: Aventura, acción

Cuando un anime/manga se convierte en una película de acción real se sabe que hay muchas cosas que pueden salir mal. Hacer un film de Bleach y resumir a más no poder una historia que, los que hemos visto el anime o leído el manga, sabemos que es inabarcable en menos de dos horas ya de por sí indica que algo pinta mal.

Y, aún así, el film consigue ser una versión entretenida de la historia, que ya es mucho decir; sobre todo si evitamos pasar por alto todo lo que parece fuera de lugar a nivel visual. Además, se mantiene fiel al estilo del manga, lo que es un acierto en gran parte, pero también un error porque es inevitable que lo que queda bien en papel quede mal al pasarse a la gran pantalla.


Ichigo (Sota Fukushi) es un chico normal menos por un detalle: puede ver fantasmas. Cuando su destino se cruza con el de Rukia (Hana Sugisaki), una shinigami o diosa de la muerte, su vida cambiará para siempre.

Conforme avanza la trama la historia deja de parecerse tanto a la original y se convierte en una sombra. Las comparaciones son odiosas, pero es inevitable hacerlas si ya conocemos la historia previamente.

Además, chirría el tono excesivamente infantil que pilla el film en ciertas partes. La trama de Bleach podría haber dado para una historia adulta, sangrienta y hasta que diese un poco de miedo, pero nos encontramos con una versión muy light del manga. Eso sí, las escenas de acción por lo menos consiguen captar un poco la atención.


Sin más, es una película simple para pasar el rato que resulta un tanto decepcionante. La historia se podría haber adaptado mucho mejor, pero se queda en un intento que no llega a ningún lado.

Y vosotros, ¿sois defensores de los Live Action o también los odiáis?

Entrada escrita por Isabel Robleda (@Claraformo)

0 murmullos:

Publicar un comentario