Maniac


Creo sinceramente que el problema de Maniac es que ha tenido mucha publicidad, algo causado sobre todo por los dos protagonistas que salen en ella. No es que sea mala, pero han bombardeado tanto con esta serie que es normal que las expectativas fueran muy altas y al final defraude un poco.

Maniac no es la serie que me esperaba, pero no se puede negar que original es. Es una ida de olla en toda regla donde todo es posible, desde comprar amigos hasta pagar nuestras deudas escuchando anuncios. Y de ahí solo puede ir en aumento, mostrándonos cosas más y más locas.


Esta miniserie es una posibilidad única de mezclar miles de historias, y a la vez hacer que todo parezca pasado por unos cuantos psicotrópicos. No veremos escenas salidas de El señor de los anillos o El padrino, pero si nos podemos hacer una idea de cómo sería todo si sus personajes se hubiesen puesto hasta las cejas.


Y es que Maniac peca de exagerada, pero es lo que tiene el surrealismo. No es lo que esperas, pero no significa que sea malo. Simplemente te deja pensando seriamente qué es lo que estás viendo.

Emma Stone está que se sale, y lo digo sin haber sentido mucho aprecio hacia la actriz a lo largo de su carrera. Pero hay que admitirlo: sólo por ver la variedad de actuaciones que hace merece la pena darle una oportunidad a la historia.


Vamos, que Maniac no está mal, pero hubiese preferido no haber estado bombardeada durante días con su publicidad... Todo el viaje por estos 10 capítulos habría sido más agradable.

Entrada escrita por Isabel Robleda (@Claraformo)

0 murmullos:

Publicar un comentario